Conferencia sobre el talento de la Generación Z

Los alumnos de Retamar Formación Profesional han recibido esta semana una conferencia titulada “El talento de la Generación Z”, impartida por D. Jesús Niño, profesor de los Ciclos Formativos del Colegio en la rama de informática.

generacion zLa Generación Z agrupa a aquellas personas que han nacido a partir del año 1992, es decir, tienen hoy en día menos de 24 años. Una característica común a esta generación es que son nativos digitales y la tecnología presenta pocos secretos para ellos. Esta circunstancia, sin duda, es un factor muy importante, tanto en sus vidas personales como profesionales. Como es lógico, una mayoría de los alumnos de Retamar Formación Profesional pertenecen a este grupo, por lo que la conferencia fue muy interesante para ellos.

Entre otras muchas cosas, a la Generación Z se le abren numerosas oportunidades laborales. Cuando terminen su formación académica, comenzarán a trabajar en empleos de alta especialización que hace solo 10 años no existían. Esto es significativamente relevante para aquellos alumnos que están estudiando uno de los ciclos de informática que ofrece Retamar.

D. Jesús Niño destacó cuatro rasgos generales que es necesario cultivar especialmente para los miembros de la Generación Z: inteligencia, habilidades, aptitud y motivación.

“No es tener talento hacer el trabajo del día a día… No es tener talento tener un montón de títulos, tampoco lo es tener carreras. Tener talento es intentar hacer nuevas todas las cosas en el trabajo, sorprender en la resolución de problemas, etc”, precisaba D. Jesús en su conferencia.

El profesor también se detuvo en que “lo bueno es que sois una generación que hay poca gente para competir porque la natalidad está estancada. No como la nuestra o anteriores, que éramos muchos y teníamos que luchar por trabajar”. En este sentido, D. Jesús asume que “habrá buenos puestos de trabajos para vosotros, siempre que os cultivéis“.

“Ahora, a poner patas a todo lo que hemos dicho, no os quedéis parados, hay tiempo, aprovechadlo”, sentenció D. Jesús.