La Operación Kilo de la Formación Profesional de Retamar alegra la Navidad a 14 familias necesitadas

Cada año cuando se acerca la Navidad, la sección de Formación Profesional de Retamar organiza la Operación Kilo. Durante esos días, alumnos y profesores donan bolsas de plástico repletas de alimentos no perecederos, como aceite, arroz, pasta, garbanzos, etc. El objetivo es ayudar, al menos, a 14 familias necesitadas para que pasen una Navidad lo más feliz posible.

No hace falta insistir mucho a los alumnos para que se solidaricen con esta causa. La iniciativa está tan arraigada en la Sección, que son los propios alumnos veteranos los que persuaden a sus nuevos compañeros a colaborar, cada uno en la medida de sus posibilidades.

Todos los alimentos recopilados se van depositando en el despacho de D. Marco Polo Condés, director de la Formación Profesional de Retamar. Según van pasando los días señalados para llevar a cabo esta Operación Kilo, se van apilando las bolsas de plástico. El espacio libre se va reduciendo poco a poco, al tiempo que la ilusión de los alumnos y profesores va creciendo, conscientes de que llevarán un poco de esperanza a familias que carecen de ella. Finalmente, este año se han logrado recoger aproximadamente 200 kilos de comida que han beneficiado a unas 40 personas, agrupadas en 14 familias.

CIMG0928

Una vez los alumnos y profesores han donado los alimentos no perecederos, toca clasificarlos y, por último, entregarlos a las familias agraciadas. Quizá este último sea el momento más emotivo para los alumnos, pues se encuentran cara a cara con la felicidad de unas personas que necesitan su ayuda.

Un grupo de alumnos, acompañados del profesor D. Antonio Meléndez, salen muy temprano con una furgoneta para repartir todos los alimentos a las catorce familias. La ruta es larga y fatigosa, pues hay que distribuir los productos en un solo día. Las familias reciben a los alumnos con inmensa alegría: besos, abrazos, fotos… Reacciones parecidas a las que demostraban los alumnos cuando eran niños y recibían con ilusión los regalos de los Reyes Magos.

No siempre la sección de Formación Profesional de Retamar ha donado sólo alimentos. El año pasado, por ejemplo, alumnos y profesores aportaron, además de comida, dinero para que una familia numerosa con problemas pudiera comprarse una lavadora. La que tenían antes se había estropeado y la necesitaban con urgencia para seguir lavando la ropa de la familia. Por ello, un grupo de alumnos fue a unos grandes almacenes y, con el dinero recopilado, compraron el electrodoméstico, que, seguidamente, entregaron a la familia.

La caridad con los más desfavorecidos es un pilar básico en la formación de Retamar Ciclos Formativos. Además de una formación académica completa, Retamar trata de inculcar a sus alumnos una serie valores, tales como el compañerismo, la humildad, la generosidad, etc., que son claves para la formación de una persona joven. No en vano, los alumnos pasan muchas horas estudiando, adquiriendo conocimientos, aprendiendo conceptos; pero, sin duda, esta labor solidaria tan importante que han realizado nunca se les podrá olvidar.