La Estación Meteorológica “D. Álvaro García Velázquez” (en Pozuelo) vierte sus datos en la web

Por D. Nicolás Dietl, profesor de Retamar Ciclos Formativos.

La Estación Meteorológica (en Pozuelo) del Colegio Retamar “D. Álvaro García Velázquez”, gestionada por la Sección de Formación Profesional, publicará a partir de ahora sus datos en la página web de los Ciclos Formativos de Retamar. Es fácilmente accesible en la web de los Ciclos, dentro de la sección “Tiempo en Retama Ciclos Formativos Pozuelo de Alarcónr” (http://retamarciclosfp.com/tiempo).

La Estación fue adquirida en septiembre de 2011como regalo de Promoción de los alumnos que se graduaron en junio de ese año. Fue instalada en la azotea del edificio de Ciclos por el equipo de Mantenimiento del Colegio, que es quien la mantiene, y comenzó a ser operativa en octubre de 2011. Dispone además de una consola digital, donde se leen directamente los datos enviados por una señal de radio desde la terraza, conectada al ordenador de D. Nicolás Dietl, consola que va almacenando datos diarios y acumulando un histórico de las temperaturas, exterior e interior, la humedad relativa, interior y exterior, la velocidad y dirección del viento, la presión atmosférica las precipitaciones y otros muchos datos relativos a la atmósfera.

Estación Meteorológica "D. Álvaro García Velázquez", instalada en la azotea del edificio de los Ciclos.

Estación Meteorológica “D. Álvaro García Velázquez”, instalada en la azotea del edificio de los Ciclos.

En su implantación intervinieron también D. Joaquín Verdú, q.e.p.d., D. Jesús, que resolvió el problema de la transmisión de los datos hasta el servidor web, «tuneleando» el protocolo FTP encapsulado en el HTTP, y D. Daniel García, que, continuando la labor iniciada por D. Joaquín, ha terminado de dar forma y diseño a los documentos .html para su publicación.

Consola de la Estación Meteorológica, conectada al ordenador de D. Nicolás Dietel.

Consola de la Estación Meteorológica, conectada al ordenador de D. Nicolás Dietl.

Los datos que la Estación va tomando sirven para todo el Colegio: para los alumnos de Primaria como actividad, para alumnos de Bachillerato para hacer registros y elaborar gráficas e históricos, o para alumnos de Bachillerato Internacional, para posibles monografías relacionadas con la Meteorología. Los alumnos del Ciclo Formativo de Administración de Sistemas Informáticos, para estudiar la comunicación de datos entre servidores y la compatibilidad de protocolos en la arquitectura ARPANET, mientras que,  finalmente, los alumnos del Ciclo Formativo de Desarrollo de Aplicaciones Multiplataforma pueden desarrollar distintos proyectos de diseño de la página web y aplicaciones sobre la presentación de los resultados.

El nombre de la Estación “D. Álvaro García Velázquez” es un homenaje a este magnífico profesor del Colegio. D. Álvaro (1917 – 2008), como le llamábamos todos, maestro de maestros, que desde 1979  hasta 2001 trabajó en Retamar como profesor adjunto al Departamento de Ciencias del Colegio. Fue el broche –un broche de veintidós años – para una carrera profesional llena de obras buenas: catedrático en varios institutos, entre ellos, el Ramiro de Maeztu en sus primeros años tras la Guerra Civil española, impulsor en los años cuarenta y cincuenta de laboratorios de Ciencias para esos institutos, por todo el territorio nacional incluido el Protectorado de Marruecos, el Sáhara y la Guinea Española, primer director del Colegio El Prado en 1964,  promotor junto a figuras de la talla de D. Víctor García Hoz y D. Tomás Alvira (tan buen amigo suyo) de la Escuela de Magisterio de Fomento, y sobre todo, formador de muchos profesores en todos los colegios por los que pasó.

Aspecto de la sección "Tiempo en Retamar" de la web retamarfp.com

Aspecto de la sección “Tiempo en Retamar” de la web retamarfp.com

D. Álvaro era un hombre de cultura amplia –también científica – que aplicaba a las mil situaciones de la vida diaria; trabajador incansable, capaz de organizar sus vacaciones de verano para recoger en Pirineos material biológico suficiente que utilizaba durante el curso en las prácticas de Genética en el laboratorio de Biología del Colegio o gastar todas las horas necesarias en formar a los profesores de Ciencias de Retamar. Dibujaba perfectamente el esqueleto de un ánade con tizas en la pizarra, o era capaz de enseñar con verdadero entusiasmo a los chicos cómo diseccionar perfectamente un anfibio, o extraer cuidadosamente el nervio óptico entero, sin romperse, de un ojo de buey, tarea ésta extraordinariamente difícil. Durante años dirigió una actividad extraescolar para alumnos de E.G.B. –muchos de ellos lo recuerdan todavía con gran cariño –, consistente en ir todos los días por la mañana con un grupo de aquellos chicos y tomar los datos, con papel y lápiz, de la estación meteorológica convencional que el Colegio tuvo instalada en un recodo del jardín, próximo al viejo edificio del salón de actos y Oratorio.

D. Álvaro trató a San Josemaría Escrivá en Madrid, en los años de la posguerra; de él aprendió a santificar la vida ordinaria y a encontrar a Dios en su día a día profesional y familiar. Descubría lo sobrenatural en todo lo que llevaba a cabo.

Por todas estas razones nos pareció que, en homenaje y recuerdo cariñoso a esta personalidad de tan alta talla humana y científica, la nueva Estación Meteorológica debía llevar su nombre.

(Escrito por D. Nicolás Dietl, adaptando un texto de D. Gregorio Perlado, que escribió cuando falleció D. Álvaro en 2008).