Los alumnos visitan Alemania para conocer su modelo dual de Formación Profesional

En los últimos tres años, los alumnos de los Ciclos Formativos de Retamar, aprovechando su viaje de estudios en 2º curso, han tenido ocasión de visitar tres Institutos de Formación Profesional en Alemania: el Berufskolleg an der Lindenstrasse, en Colonia, el OSZ KIM (Oberstufenzentrum Kommunikations-, Informations- und Medientechnik), en Berlín, y el Städtische Berufsschule für Informationstechnik, en Munich. Los centros visitados están especializados en administración de empresas y en tecnologías de la información y las comunicaciones, y en ellos les fueron explicados a nuestros alumnos, con todo lujo de detalles, el sistema educativo alemán y el sistema dual de formación profesional en Alemania.


Y es que la clave de que Alemania posea una de las tasas de paro juvenil más bajas de Europa radica en su sistema de formación profesional dual. “Es un modelo contrastado durante años. Todos ganan. Las empresas forman talento adaptado a sus necesidades y los jóvenes adquieren experiencia y consiguen su primer empleo a los 20 ó los 21 años”, explica Lutwin Strauch, director de formación de la Cámara de Comercio de Ludwigshafen, ciudad de 164.000 habitantes al suroeste de Frankfurt . Alemania es el paradigma de este sistema. Cada año, el 56% de sus jóvenes opta por la formación profesional (FP), una de las tasas más altas de la OCDE. Solo el 36% escoge la universidad (en España es el doble). La FP goza allí del prestigio que no tiene en nuestro país. Desde 1969 está regulada por ley y las empresas la utilizan como fuente continua de talento.

Los estudiantes pueden enrolarse desde los 16 años a cursos de dos o tres años de duración. En ellos dedican casi la mitad del tiempo a realizar prácticas remuneradas en compañías, entre 500 y 800 euros al mes, y cotizando a la Seguridad Social. Lo mejor: el 78% de los jóvenes es contratado al finalizar el programa. Gobierno y empresas corren con los gastos, los sindicatos apoyan sin fisuras y las cámaras de comercio gestionan la relación entre las firmas y los centros de formación. El resultado es una de las tasas de paro juvenil más bajas de la historia de Alemania, un 7,9%.

Infografía sobre el modelos alemán de FP