La formación profesional es un factor decisivo para combatir el desempleo

La Formación Profesional (FP) es una herramienta fundamental para el desarrollo productivo y un elemento dinamizador de la economía. Esta es alguna de las conclusiones que puede extraerse del informe realizado por el Instituto de Estudios Económicos, que presenta la correlación que existe entre el crecimiento económico y el capital humano.

Según el informe, la Formación Profesional es un instrumento fundamental para dotar de las habilidades y de las capacidades necesarias para el desarrollo eficiente de la actividad productiva y para favorecer la adaptación a los cambios constantes que exige la globalización y las nuevas tecnologías.

El documento refleja como a través de la Formación Profesional se pueden resolver problemas presentes en la sociedad española tales como: el desempleo, la difusión del conocimiento tecnológico, la consolidación como vía alternativa a los estudios universitarios, la integración social o la cualificación para reducir la pobreza.

Asimismo, las empresas necesitan mano de obra cualificada y flexible para asegurar la supervivencia, mientras que los trabajadores necesitan adquirir nuevas competencias y mayor polivalencia para mantener su empleabilidad.

El estudio muestra que la formación se puede considerar como una inversión que tiene un impacto directo en la rentabilidad de las empresas. Bien diseñada, ayuda a atraer, desarrollar y retener a los empleados excelentes.

Fuente: educaweb.com